saltar al contenido

¿Cómo puedo prevenir que un cliente pida un reembolso?


Cuando un cliente pide la devolución de su dinero, suele suceder que no ha tenido una buena experiencia y, por lo tanto, nos tomamos muy en serio los pedidos de reembolsos y hacemos lo máximo posible para evitarlos.

Si un paseador o cuidador tiene reiterados pedidos de reembolso, significa que está produciendo una mala experiencia en los clientes y por ese motivo nos vemos en la necesidad de darlos de baja de nuestra plataforma. No es algo que nos agrade hacer, pero los perros son miembros de nuestras familias y tenemos que ser estrictos para brindar el mejor servicio posible.

Si quieres reducir al mínimo las posiblidades de que los clientes te pidan reembolsos, te recomendamos seguir estos 2 simples consejos:

Asegurate de tener claros los detalles de la contratación antes de aceptarla

A veces sucede que se acepta una contratación y después de conocer al cliente resulta que no coinciden los horarios, la zona queda lejos, el precio no es el esperado, el perro es demasiado grande para poder manejarlo, etc. La mayoría de estos problemas se pueden prevenir utilizando el sistema de mensajes de nuestra plataforma y haciendo al cliente todas las preguntas y aclaraciones que creas necesarias.

Inspira confianza

Antes de comenzar con el servicio por el que te han contratado, el cliente tiene la posbilidad de conocerte en persona y si algo no le gusta podrá solicitar la devolución de su dinero. Esta es tu oportunidad de mostrarle al cliente que ha elegido bien y que eres alguien en quien puede confiar. Responde sus mensajes a tiempo, si se encuentran en persona llega a horario, muéstrate cordial y cariñoso con su perro, responde con certeza todas las preguntas que tenga el cliente.

Brinda un buen servicio

"El cliente siempre tiene la razón" es una frase que se hizo popular porque es cierta. Parece ser algo obvio, pero muchas veces nos olvidamos de que quien decide pagarnos por nuestro servicio es el cliente humano. Seguramente ames a los perros y te encante pasar tiempo con ellos, pero si no logras convencer a la persona responsable de este animal, corres el riesgo de que se decida por otra opción.